REPRODUCCIÓN
Antes de pensar en crear un árbol a traves de semillas, hay que tener en cuenta una serie de cosideraciones para lograrlo:
Es importante saber que el prceso es muy lento, en cuanto el tiempo que ha de transcurrir dede que se siembra la semilla hasta que tengamo un árbol con apariencia de adulto.
Debemos tener las ideas claras de lo que queremos lograr con la nueva plantita y no estar cambiando de idea constantemente ya que es una planta muy delicada y suele conducir al fracaso .
En primer lugar es conveniente empezar con semillas fáciles de obtener, como por ejemplo, de bellotas y no malgastar otros que nos resultará más dificil de obtener.
Las semillas se han de recoger cuando están maduras, es decir , desde la primavera hasta bien entrado el otoño. En primavera se recolectan álamos y sauces. Los arces maduran en verano y las demás especies, casi en su totalidad lo hacen en otoño.
Las semillas necesitan de unas condiciones para su conservación. de lo contrario perderán su fertilidad.
Si queremos que se conserven durante mucho tiempo debemos guardarlas aisladas de la luz, el calor y de la humedad.
EL SEMILLERO
Se puede utlilizar una maceta que no sea muy alta o bien un cajón de madera.
Para acelerar la germinación es conveniente tener las semillas a remojo desde la noche anterior. Lo más importante que tenemos que tenre en cuenta es el buen drenaje y la aireación.
Las semilla, necesiran agua ,luz calor y aire, por lo tanto apenas las taparemos con tierra.
La tierra debe de estar bién tratada y desinfectada y basicamente compuesta de turba y arena.
Las semillas se colocarán a diferentes distancias, dependiendo de las especies. A continuación se cubriran con un poco de tierra que contenga mayor cantidad de arena, paara que pese más y no sean arrastradas con el agua del riego.
Cuando tengamos las semillas en su sitio, regamos en profundidad con cuidado de no arrastrarlas.
Se cubrirá la maceta con un plástico o un cristal para conseguir calor, pero dejando una separación para que puedan respirar.
Debemos colocar el semillero en un lugar soleado y ventilado, pero vigilando constantemente los niveles de humedad.
CUIDADOS POSTERIORES
las plantas nacidas se dejarán en el semillero hasta que tengan por lo menos 10 cm. de altura.Este periodo será aproximadamente de tres meses.
Llegado el momento se sacarán una por una del semillero y se les podará la raíz pivotante.Esta labor se efectuará con una cuchilla muy afilada y lo más cerca posible de la base del tronco.
La s plantamos de nuevo pero individualmente. La tierra debe de estar muy drenada para poder regar y abonar en abundancia.

REPRODUCCIÓN

Antes de pensar en crear un árbol a traves de semillas, hay que tener en cuenta una serie de cosideraciones para lograrlo: Es importante saber que el prceso es muy lento, en cuanto el tiempo que ha de transcurrir dede que se siembra la semilla hasta que tengamo un árbol con apariencia de adulto. Debemos tener las ideas claras de lo que queremos lograr con la nueva plantita y no estar cambiando de idea constantemente ya que es una planta muy delicada y suele conducir al fracaso .En primer lugar es conveniente empezar con semillas fáciles de obtener, como por ejemplo, de bellotas y no malgastar otros que nos resultará más dificil de obtener.Las semillas se han de recoger cuando están maduras, es decir , desde la primavera hasta bien entrado el otoño. En primavera se recolectan álamos y sauces. Los arces maduran en verano y las demás especies, casi en su totalidad lo hacen en otoño.
Las semillas necesitan de unas condiciones para su conservación. de lo contrario perderán su fertilidad.
Si queremos que se conserven durante mucho tiempo debemos guardarlas aisladas de la luz, el calor y de la humedad.


EL SEMILLERO


Se puede utlilizar una maceta que no sea muy alta o bien un cajón de madera.
Para acelerar la germinación es conveniente tener las semillas a remojo desde la noche anterior. Lo más importante que tenemos que tener en cuenta es el buen drenaje y la aireación.
Las semilla, necesitan agua , luz calor y aire, por lo tanto apenas las taparemos con tierra.
La tierra debe de estar bien tratada , desinfectada y básicamente compuesta de turba y arena.
Las semillas se colocarán a diferentes distancias, dependiendo de las especies. A continuación se cubrirán con un poco de tierra que contenga mayor cantidad de arena, para que pese más y no sean arrastradas con el agua del riego.

 

Cuando tengamos las semillas en su sitio, regamos en profundidad con cuidado de no arrastrarlas.
Se cubrirá la maceta con un plástico o un cristal para conseguir calor, pero dejando una separación para que puedan respirar.
Debemos colocar el semillero en un lugar soleado y ventilado, pero vigilando constantemente los niveles de humedad.

 

 

CUIDADOS POSTERIORES

las plantas nacidas se dejarán en el semillero hasta que tengan por lo menos 10 cm. de altura.Este periodo será aproximadamente de tres meses.
Llegado el momento se sacarán una por una del semillero y se les podará la raíz pivotante.Esta labor se efectuará con una cuchilla muy afilada y lo más cerca posible de la base del tronco.
La s plantamos de nuevo pero individualmente. La tierra debe de estar muy drenada para poder regar y abonar en abundancia.